Skip to main content

La izquierda española en contra la incitación del odio de hazteoir

La izquierda política, nacionalista y antisistema se suman en contra del bus informativo que asegura que “los pequeños tienen pena y las pequeñas vulva”. La asociación Hazteoir.org, ha generado una campaña informativa en la que utilizan un llamado bus anaranjado para afirmar con rotundidad algo que, al parecer, escandaliza a no pocos ciudadanos: “los pequeños tienen pene. Las pequeñas tienen vagina. Que no te engañen”.

El bus tratara de llegar a ciudades como Barcelona, Pamplona o Valencia, como parte de una contracampaña publicitaria en contra de hasteoir.org a una iniciativa propagandística impulsada hace algunas semanas por Chrysallis Euskal Herria (Asociación de Familias Menores Transexuales) y financiada por un banquero gay neoyorquino de origen vasco en la que se utiliza un mensaje firme “las niñas con pene y niños con vulva”.

Luego de la iniciativa llevada a cabo por hazteoir.org, la asociación Arcópoli, que se encargan de la equiparación social y legal de personas lesbianas, gais, trans y bisexuales LGTB, dicen que está estudiando denunciar a Hazte Oír por la campaña que están realizando en contra a la Ley madrileña de lucha contra la LGTBfobia. Esto suele ser como, lo habría afirmado el “vocal de delitos de odio” de Arcópoli, Rubén López, quien ha pedido a niños  adolescentes que no presten atención dentro de LGTB “de grupúsculos ultra radicales que no representan a nadie y que van en contra de organismos internacionales”. Aunque no ha detallado de forma concreta, cuales son estos “organismos internacionales”.

Los que sí han concretado su postura son los pediatras norteamericanos, que a través de un contundente comunicado que han hecho público desde hace algunos meses por su colegio profesional, instaban a los legisladores y educadores de Estados Unidos a rechazar la implantación de cualquier tipo de política que esté relacionada o apele a considerar como “aceptable y anormal” la transformación química o quirúrgica del Sexo de un individuo. “Son los datos, y no la ideología”, dicen los pediatras norteamericanos, quienes han determinado la realidad sexual de las personas.

El Colegio Americano de Pediatras afirma en su manifiesto que “la sexualidad humana es un rasgo binario biológico objetivo: “XY” y “XX” son marcadores genéticos de la salud humana y la norma para que el la persona sea mujer u hombre”. “La sexualidad humana es tan solo de carácter binario”, afirma la principal asociación pediátrica de Estados Unidos, “por el diseño intencional evidente dirigido a la reproducción y el florecimiento de nuestra especie. Este principio es evidente por sí solo”.

Además añaden: “Los trastornos extremadamente raros del desarrollo sexual en los niños, incluyendo, pero no limitado a la feminización testicular y la hiperplasia suprarrenal congénita, son desviaciones médicamente identificables de la norma binaria sexual, y de allí, se reconocen como trastornos en el diseño humano. Los individuos con trastorno de desarrollo sexual no crean un tercer sexo”.

El colegio Americano de Pediatras tiene una postura: Nadie nace con un género, “todas las personas nacen con un sexo biológico. Género (la toma de conciencia y el sentido de sí mismo como mujer u hombre) es un concepto sociológico y psicológico; no una realidad biológica objetiva. Nadie nace con una conciencia de sí mismo como mujer u hombre; esta toma de conciencia se desarrolla con el tiempo y, como todos los procesos de desarrollo en el ser humano, puede ser descarrilada por las percepciones subjetivas que tenga un niño, las relaciones y las experiencias adversas desde la infancia en adelante. Las personas que afirman “tener la sensación de pertenecer al sexo opuesto”,  o que sitúan “en un punto intermedio”, no forman parte de algún tercer sexo. Continuan siendo mujeres biológicas u hombres biológicos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *