Skip to main content

La política como parámetro en el sector construcción

Cada una de las actividades que se realizan en una ciudad, tienen que ver directamente tanto con la política, como con el sector construcción.  Y la explicación es sencilla, todo lo que nos rodea en una ciudad está realizado por diversos tipos de construcciones, parques, casas, centros hospitalarios, parques,  escuelas, y para que todo ello pueda ser construido requiere de permisologías que solo el estado ha aportado con anterioridad mediante leyes, es decir, son políticas de estado.

Una de ellas podría ser la Ley de Regulación de Habilitaciones Urbanas y de Edificaciones, cuyo objeto es establecer una regulación jurídica para los procedimientos con carácter administrativo al momento que se requiera seleccionar un lote o algún otro sector para la construcción, en donde el fin último es garantizar la calidad de vida, así como la seguridad jurídica privada y pública.

Políticas económicas y construcción

En toda ciudad existen diversos estatutos por los que las construcciones de toda índole deben regirse y que condicionan las mismas, lo que involucra las políticas económicas y las características coyunturales o estructurales del sector construcción.  

Las ciudades han iniciado su gran escala de desarrollo a partir de momentos que las han marcado tanto en lo político como en lo económico. Un ejemplo de ello son las Islas Canarias,  que luego de la década de los 60, adquiere un modelo económico desarrollista debido a la impactante secuela del periodo autárquico vivido.

Cada proceso de modernización y construcción tanto económica, política y social es distinto en cada país, por lo que sus construcciones se encuentran sujetas a dichos cambios, avances o estancamientos. Los modelos que cada sector asume, impacta directamente al ciudadano y a sus necesidades.

En algunos sistemas de desarrollo social, el sector construcción pasa a ser el motor que impulsa a los demás sectores, es así como este es generador de empleos,  inversión, suple las necesidades sociales en función de los lugares donde se impartirá como en la educación, salud, recreación dándole además impulso al sector político de cada región.

Beneficios de una buena política

Cuando la gestión gubernamental es la ideal, el sector construcción es solo una herramienta de crecimiento para el mismo y en beneficio de sus habitantes.

¿Qué significa esto? Indudablemente un excelente manejo de las políticas y de los recursos suelen ser el marco principal de las inversiones en determinados lugares, como consecuencia el sector construcción genera empleos,  atrae inversionistas, personas a vivir hacia una mejor calidad de vida y como resultado de ello, el PIB se incrementa equilibrando la balanza.

Cuando se genera una carencia de viviendas, es el momento de satisfacer un modelo de expansión donde se cubran los requerimientos de manera masiva.

Así mismo, existen sectores en la población que no son dados para el crecimiento poblacional en cuanto a casas, sino a sistemas orientados a edificaciones empresariales o de otra índole,  razón por la cual las políticas deben estar al cabo de ello, y de esta forma limitar el crecimiento desmedido y desordenado del sector construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *